Terapia EMDR

Supera tu pasado Entiende tu presente Camina hacia el futuro
¿Qué es la terapia EMDR?

La terapia EMDR (Desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares) es un abordaje psicoterapéutico con evidencia científica para el tratamiento eficaz del trauma, está avalada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por las principales Guías Clínicas, se obtienen cambios profundos y estables a nivel cerebral interviniendo en el origen de las experiencias traumáticas.

Fue descubierta por Shapiro (1989) e integra elementos de diferentes modelos terapéuticos como la terapia cognitivo conductual, el psicoanálisis y la terapia humanista.

¿Cómo funciona EMDR?

Se basa en el modelo de procesamiento adaptativo de la información, cuando sufrimos un evento traumático, al ser una situación muy estresante nos sobrepasa emocionalmente, el sistema de procesamiento de la información se bloquea, de forma que los elementos asociados del recuerdo (creencias, emociones y sensaciones) se almacenan disfuncionalmente en nuestro cerebro, el recuerdo se queda aislado no se integra con otras redes neuronales adaptativas y aparecen los síntomas relacionados con ese recuerdo traumático, a través de estímulos automáticos que nos hacen revivir aquel trauma.

EMDR logra acceder a aquellos elementos del recuerdo traumático, disminuyendo su carga emocional y reprocesando la información de las creencias, emociones y sensaciones corporales de forma más adaptativa y útil.

Para desensibilizar y reprocesar el recuerdo traumático se conectan ambos hemisferios cerebrales a través de la estimulación bilateral, ya sea, visual con movimientos oculares, táctil con tapping o auditivo con sonidos bilaterales.

El objetivo de la terapia EMDR es que el paciente reprocese la información sobre el evento traumático llevándolo a una resolución más adaptativa, de tal forma que disminuyan los síntomas postraumáticos, se modifiquen las creencias perturbadoras, aumente su funcionamiento y la calidad de vida.

¿Qué tratamos con el abordaje EMDR?

Aunque esta terapia nació originalmente para el tratamiento del estrés postraumático y del trauma, también está recomendado en el tratamiento de las dificultades emocionales causadas por experiencias difíciles en la vida del sujeto, desde fobias, ataques de pánico, muerte traumática y duelos o incidentes traumáticos en la infancia hasta accidentes y desastres naturales. También ha demostrado EMDR eficacia en el abordaje de diferentes trastornos mentales, como el trastorno obsesivo compulsivo, las adicciones, trastornos de la personalidad, trastornos psicosomáticos, trastornos de ansiedad y depresivos.

Descubre mis especialidades
haciendo click AQUÍ.